Testimonios de Implantes Cocleares

Testimonios de Implantes Cocleares

Es lindo y maravilloso

5/5

Fue muy duro para nosotros saber que nuestra hija no podía escucharnos, pues el embarazo fue normal y nos cuidamos mucho.

Nuestra hija lleva ya un año con su implante coclear.

Esto ha permitido que empiece a escuchar, ya entiende su nombre, busca sonidos como cuando pasa un helicóptero o el ladrido de los perros.

Es lindo y maravilloso que hayamos tenido esta oportunidad de que pueda escuchar, ahora recibe el sentimiento que uno quiere transmitirle, es una emoción muy fuerte.

La terapia la ha ayudado mucho, queremos verla durante la terapia para aprender mejor cómo ayudarla nosotros a mejorar en su proceso de escuchar y hablar.

No pierdo la esperanza

5/5

Mi hijo tiene 6 años, cuando tenía un año y meses, tuvo una fiebre muy alta por lo que lo llevamos al IGGS.

Allí nos mandaron a hacer varios exámenes, luego de varios estudios nos informaron que tenía problemas con la audición, sin saber aún la causa.

Después de varios estudios, el doctor me dijo que perdió la audición y necesita un implante coclear para poder escuchar mejor y debido a este problema no ha podido desarrollar el habla.

En esos momentos sentí una frustración enorme al saber la noticia, pero guardé la calma y tuve presente que Dios es poderoso y la Virgen de Guadalupe es milagrosa.

Pedí la fuerza para salir adelante. A los 4 años, por primera vez logramos obtener los audífonos para los dos oídos gracias al IGGS.

Siempre mantuvimos las terapias, no perdía ni una cita con tal de obtener los mejores resultados. Pasó el tiempo y logré ver pequeños cambios en la forma que se desarrollaba.

A principios del siguiente año asistió por primera vez a la escuela, lo que le ayudó a interactuar con un gran número de niños. Luego recibí una noticia donde me informa que Ángel será implantado, con temor y miedo decido obtener esta ayuda con tal que mi hijo pueda escuchar y hablar.

No pierdo la esperanza de que juntos lograremos la meta que queremos. Le activé el aparato de implante coclear, me dejan cita en Clínicas Para Oír Mejor, empieza con terapias en esta clínica.

Gracias a sus terapias y el apoyo hemos logrado todos juntos, podemos escuchar que pronuncie sus primeras palabras como papá, agua y ma. Lo que significa que los avances han ido mejorando y espero en Dios que todo lo que venga sea una bendición y mejoras para mi hijo, no pierdo la esperanza de poder salir adelante gracias a Dios que todo se puede.

Gracias a Clínicas Para Oír Mejor por su apoyo.

Fue una gran sorpresa

5/5

Keylor nació por parto normal con 9 meses de gestación y sin ninguna complicación, es el segundo hijo. Asistió a terapia a Prociegos y sordos en Zacapa desde los 2 años, es un niño inteligente, activo y amigable.

Mi esposo fue el primero que empezó a sospechar que Keylor no escuchaba ya que le hablábamos, pero no respondía a ningún sonido. A los 6 meses lo llevamos con la pediatra, luego al año y nada. Al año y 9 meses nos decidimos a hacerle exámenes audiológicos y allí nos dieron la noticia que no escuchaba.

El implante coclear, para nosotros como padres, fue una gran sorpresa ya que desde la primera cita con el otorrino del IGSS nos indicó que existían los implantes y una posibilidad de que el niño escuchara. Todo se dio rápido ya que apenas teníamos 10 meses de estar llegando a las citas cuando lo implantaron.

Cuando viajábamos a Guate sí era cansado porque los viajes eran 2 veces por semana. Aquí en la casa tenemos que hacer el tiempo y la dedicación para enseñarle a él, incluso buscar estrategias y formas para que él pueda aprender.

En Clínicas Para Oír Mejor nos han apoyado en todo momento, desde la revisión de cables y procesador, cuando se nos han dañado los han cambiado.

En las terapias en Guate dan muy buena atención y aquí en casa nos han apoyado bastante mandándonos información de cómo trabajar de mejor manera.

Ya vemos resultados

5/5

Mi hijo se llama Dilan. Nació a las 38 semanas sano completamente. Me lo lleve a casa y todo normal, a los seis meses empezó a hablar y al año dejo de hablar.

Nos empezamos a preocupar y lo llevamos al IGSS de zona 6, dónde le realizaron los potenciales evocados y descubrimos que no escuchaba nada. Empezaron a realizar exámenes y dieron como resultado que su papá es portador del Síndrome de Waardenburg el cual Dilan sí desarrollo, por eso su sordera.

Cuando me dijeron que lo podían operar fue muy buena noticia y esperamos todo el proceso. Asistimos a las terapias antes del implante y estamos muy satisfechos con sus progresos después del implante.

Aunque comprendemos que es un proceso lento, ya vemos resultados.

Estamos muy agradecidos con todo el personal de Clínicas Para Oír Mejor porque siempre que asistimos a las clínicas nos brindan buen servicio y siempre amables.

Gracias por la paciencia que le tienen a Dilan.

Mi bebé escucha

5/5

Santy nació el 19 de diciembre de 2013. Pasaban los meses y cuando llegó a los 7 meses empecé a notar que cuando yo le hablaba y le hacía cariñitos él no reaccionaba.

Cuando faltaban 15 días para cumplir 1 año empezó a caminar, yo le hablaba y él no volteaba. Desde que noté que él no me escuchaba empecé a llevarlo al Centro de Salud, después al IGSS.

Pasaba el tiempo y cuando tenía como 3 años, de parte del IGSS le dieron el par de aparatos auxiliares y empezó a recibir terapia de lenguaje.

Él fue aprendiendo, pero los aparatos auxiliares no le funcionaron. Empezaron a hacerle exámenes y resonancias para ver si con el implante sí iba a tener la posibilidad de escuchar. Gracias a Dios sí funcionaba.

Cuando me dijeron que se le iba a poner el implante reaccioné de una manera muy alegre porque dije: mi bebé va a escuchar. Pero a la misma vez asustada pensaba en que le van a abrir su cabecita, pero pensaba que es por su bien.

Cuando él tenía 5 años y medio le realizaron la operación, gracias a Dios todo salió bien. Como al mes le entregaron su aparato y todas las cosas.

Cada dos meses tenía su mapeo y gracias a Dios le funciona muy bien y él reacciona cuando le hablamos, ya puede decir algunas palabras.

La experiencia con la terapia ha sido muy buena, porque gracias a Dios y a sus terapistas, él ha aprendido bastante.

Gracias a Dios y a Clínicas Para Oír Mejor, mi bebé escucha y recibe terapia.

Las terapias han sido fundamentales

5/5

Desde que nos enteramos de que presentaba hipoacusia bilateral profunda iniciamos a realizar todo los que los profesionales recomendaron.

Una de estas recomendaciones fue el iniciar su caso en el hospital Rodolfo Robles en donde nos orientaron a iniciar el proceso de educación especial, fue en el jardín infantil del mismo, por lo tanto, se le ha llevado desde que tenía 1 año y 6 meses de edad hasta la fecha. Así mismo, en la familia se le ha dado el apoyo necesario para lograr con éxito su educación.

Esteban es un niño activo, talentoso, optimista y muy inteligente que ha sabido desenvolverse en todos los ámbitos de su vida demostrando que a pesar de las circunstancias lucha por ser independiente y capaz de realizar cualquier actividad o tarea que se le asigne.

Su desarrollo psicomotor no estaba de acuerdo con su edad, por lo que se inició a través de clínicas privadas su evaluación general, al saber que se necesitaban exámenes especiales se trasladó el caso al IGSS en donde lo primero que se ordenó a realizarle exámenes.

Cuando tenía 1 año exacto su pediatra del IGSS nos dio los resultados siendo Hipoacusia Bilateral Profunda. Cuando nos dijeron que podían implantar a Esteban al principio de la noticia fue de asombro y felicidad porque habían sido 5 años de espera y de un momento a otro nos dimos cuenta de que el proceso ya estaba por iniciar.

Luego de haber hecho todos los exámenes se acercaba el día de operación en donde tuvimos temor y preocupación debido al grado de dificultad de esta. No hemos notado la dificultad de llevarlo a sus terapias ya que sigue estudiando en el jardín del Rodolfo Robles por lo que estamos acostumbrados a viajar.

Las terapias impartidas por la Licda. Eldy de Clínicas Para Oír Mejor han sido fundamentales y de gran ayuda, ya que como padres nos hemos dado cuenta de su progreso y desarrollo en su audición.

En Clínicas Para Oír Mejor le han brindado el apoyo y el servicio necesario.

Ante cualquier duda o inconveniente Luis nos han brindado las herramientas y recursos necesarios para que el implante funcione de la mejor manera teniendo siempre él la disposición y amabilidad para poder atendernos de inmediato sin perjudicar la audición de Esteban.

Completamente excelente

5/5

Margareth nació por cesárea programada, es mi cuarta hija, la única que nace de esta forma y a los 9 meses la diagnostican con Hipoacusia Bilateral Profunda.

Me enteré porque a los 4 meses mis otros hijos ya balbuceaban y ella ya tenía 7 meses y no hacía ningún sonido.

Cuando nos hablaron del implante fue una buena noticia y sentí miedo porque encontré profesionales que eran negativos y unos también positivos por lo que fue muy difícil la decisión.

Pero tomé la decisión de no escuchar lo negativo, y solo pensé en lo que mi niña podía lograr al ser implantada.

Ahora en Clínicas Para Oír Mejor nos sentimos muy bien, puedo decir que excelente, porque mi niña ya entiende por su nombre e identifica varios sonidos de animales y del ambiente.

El servicio es completamente excelente.

Envíenos su testimonio o sugerencias.