Niños con Pérdida Auditiva

Niños con Pérdida Auditiva

¿Por qué es importante que los niños oigan?

Desde el nacimiento se empieza a desarrollar el lenguaje. Por lo que, en cuanto antes se logre detectar la pérdida auditiva del niño y se trate, mejor. En Clínicas para Oír Mejor le ofrecemos las pruebas para detectar si su hijo tiene pérdida auditiva. Así mismo, contamos con los mejores audífonos, herramientas, técnicas e incluso implantes cocleares para crear un mejor futuro para su hijo.

La importancia del sonido

Al estar expuesto a sonidos, el lenguaje se va adquiriendo. Los niños aprenden sonidos y palabras que escuchan a su alrededor.

Sin embargo, la pérdida auditiva no solo afecta el desarrollo del lenguaje, también puede influir en habilidades para aprender a leer y escribir.

El cerebro se desarrolla a medida que los niños crecen

Al obtener ayuda por medio de audífonos o implantes cocleares, se mejora la calidad de vida del niño, lo cual potencia el aprendizaje de diversas habilidades.

Es necesario detectar esto pues se aprende durante toda la vida. Se observa e imita a las personas que hay alrededor.

Luego en el colegio, trabajo, y muchos otros ambientes, llevando una vida activa, siempre se sigue aprendiendo. Los niños  con pérdida auditiva pueden tener una vida tan plena y productiva como los demás niños.

Ayuda al desarrollo de estructuras cerebrales esenciales: trabajamos aún con niños que tienen una audición mínima, poder amplificar el sonido permite estimular el crecimiento de los centros auditivos de su cerebro, por lo que ayuda a desarrollarlos.

Educar a un Hijo con Pérdida Auditiva

Usted no está solo

Más del 5% de la población en todo el mundo sufre de pérdida auditiva. Por suerte, la tecnología ha avanzado lo suficiente para poder seguir viviendo de forma normal y plena.

¿Qué puede pasar en el futuro?

Se debe seguir soñando en el futuro de forma conjunta con su hijo y su familia. Pues la pérdida auditiva no impide que su hijo disfrute de todo lo que ofrece la vida.

No abandone sus sueños: queremos que sus hijos tengan éxito, y que no se preocupe darle las mismas oportunidades a ellos. Es necesario que se siga apoyando su desarrollo positivamente. Podemos ayudarle a crear un mejor futuro para los niños con pérdida auditiva. De esta forma podrá alcanzar todo su potencial.

Amor y apoyo: Acepte y anime a su hijo. Felicítelo cuando haga algo bien. Es necesario que le ponga atención cuando quiera compartir algo con usted. 

El afecto estimula a los niños, brindando confianza y tranquilidad en ellos, así mismo, permite que no se sientan aislados del mundo de la audición.

Aceptar la pérdida auditiva

Muchas personas viven pensando si sus hijos tendrán menos oportunidades en la vida por la pérdida auditiva. 

Es normal, pues siempre se quiere lo mejor para ellos.

Se puede cuestionar si podrá hacer amigos, estudiar o encontrar trabajo. 

Los audífonos e implantes cocleares actuales son tan avanzados que ofrecen mejoras tangibles incluso a niños que tienen una pérdida auditiva profunda.

Ayude a su hijo

Además del amor, es necesario tener paciencia y tranquilidad, debe educar a su hijo como cualquier niño sin pérdida auditiva, dentro de lo posible. Es bueno asignarle responsabilidades en la familia, generando igualdad con sus hermanos y libertad para interactuar en actividades sin usted. A muchos padres de niños  con pérdida auditiva se les dificulta tener un equilibrio entre la protección y las expectativas.

Procure que su hijo pueda ver su rostro:

Debe haber buena iluminación, para que su hijo note las expresiones faciales y observe sus labios para leerlos. Evite ocultar su cara cuando le hable.

Hable con claridad:

Debe platicar con ellos con claridad y con un ritmo normal. 

No es necesario gritar. 

Si su hijo muestra dificultades para entender una frase específica, es mejor buscar alternativas para expresarla en lugar de solo repetirla.

Evite que haya ruido de fondo:

Evite el ruido de fondo cuando le está hablando. Es bueno que al hablarle apague su televisión y cierre las ventanas para que no entre ruido de la calle. Es bueno acercarse a ellos para que su voz se escuche mejor.

Tamizaje Auditivo para Bebés y Niños

Tamizaje Auditivo para Bebés y Niños

“Tú sonríes al escuchar a tu bebé; asegúrate de que tu bebé sonría al poder escucharte”

¿Qué es el Tamizaje Auditivo?

Es una prueba que nos ayuda a identificar disminución auditiva en nuestro hijo

¿Cómo se realiza?

Se utiliza un aparato portátil y se coloca un auricular en el conducto auditivo externo del bebé. Esta prueba de audición, “emisiones otoacústicas”, se puede realizar desde que el bebé nace. Es segura,rápida y no duele.

Importancia

La pérdida auditiva NO se detecta a simple vista. Un problema auditivo tiene que ser detectado a tiempo, para el desarrollo del habla y demás habilidades cognitivas y emocionales. Con una detección adecuada y oportuna, no hay límites para lo que se puede lograr en el desarrollo integral del niño.

Te da tranquilidad saber que tu bebé puede escucharte

Solicita tamizaje auditivo

Evalúa la capacidad auditiva de tu hijo

Consejos para Estimular la Audición y el Lenguaje en tu Hijo

Consejos para Estimular la Audición y el Lenguaje en tu Hijo

Edad de 0 a 3 meses

Háblele a su bebé siempre de frente y con naturalidad. 
Cántele y arrúllelo con canciones de cuna.

Edad de 3 a 6 meses

Estimule la comunicación hablándole a su bebé y esperando su respuesta. Presente un estímulo sonoro fuera de su campo visual para que gire su cabeza hacia el sonido.

Edad de 6 a 9 meses

Utilice objetos cotidianos para dar un entrenamiento auditivo.
Háblele por su nombre, pronto lo aprenderá.

Edad de 9 a 12 meses

Enséñele a decir adiós con la manita. Enséñele las
partes de su cuerpo cuando lo bañe o vista.

Edad de 9 a 12 meses

Enséñele a decir adiós con la manita. Enséñele las
partes de su cuerpo cuando lo bañe o vista.

Edad de 12 a 18 meses

Si su bebé dice Mamá refuércele repitiendo la palabra. Otórguele atención, y así aprenderá que la comunicación tiene sus ventajas.

Estimule al niño a imitar voces o ruidos de animales.

Utilice títeres o muñecos para hacer que el niño se exprese de manera espontánea y utilice vocabulario nuevo.

Edad de 18 a 24 meses

Estimule a su niño a utilizar frases de dos palabras.  
Pregúntele ¿Qué es? Ante objetos que conoce, pronto él o ella preguntará ¿Qué es? ante objetos que desconoce.

Enséñele canciones y cuentos infantiles.