Foto

PÉRDIDA AUDITIVA

CAUSAS

La pérdida auditiva puede deberse a varias causas, aunque las más comunes son el paso del tiempo y la exposición al ruido.

El Paso del Tiempo.

La pérdida auditiva es una consecuencia natural del paso del tiempo. Nuestra capacidad auditiva se deteriora a partir de los 30 ó 40 años de edad y prácticamente la mitad de la población mayor de 50 años tiene dificultades para entender una conversación en una situación ruidosa. Al cumplir los 80 años, más del 75 % de las personas padecen una pérdida auditiva.

Exposición al Ruido

Un entorno de trabajo ruidoso es una causa común de pérdida auditiva. Pero escuchar la música muy alta también puede dañar gravemente la capacidad auditiva. La música es el principal responsable de que muchos jóvenes tengan problemas de audición.

Otras Causas

Por medicamentos ototóxicos como aminoglucósidos, algunos antibióticos, ácido acetilsalicílico, etc.La pérdida auditiva puede deberse a otras causas distintas de las mencionadas. Las enfermedades, las infecciones, los medicamentos, el historial familiar o los daños físicos también pueden influir significativamente en la pérdida de audición.

PREVENCIÓN

La audición es una parte importante de casi todo lo que hacemos y por lo tanto, de nuestro bienestar.

Puede proteger su capacidad auditiva con sólo evitar la exposición a los ruidos excesivos. Si se encuentra en este tipo de entornos, llevar una protección auditiva adecuada será siempre la mejor estrategia. Consulte la opinión al respecto de un audioprotesista.

CONSECUENCIAS

Una pérdida auditiva sin tratar puede ocasionar numerosos problemas sociales y psicológicos, como el aislamiento y retraimiento. Algunas personas con deficiencias auditivas también sufren problemas físicos debido a su pérdida auditiva.

Parece una obviedad pero, cuanto antes empiece a oír de nuevo, mejor será su audición. La audición puede compararse con la musculatura: cuanto más la estimulemos, mejor. Al igual que utilizamos gafas o ingerimos alimentos saludables para mantenernos en forma, utilizar un par de audífonos es la mejor forma de volver a vivir la vida que deseamos.

GRADOS

El grado de pérdida auditiva es la cantidad de decibeles que hemos dejado de percibir en las diferentes frecuencias:
Hipoacusia leve: La persona empieza a oír en 50 dB Oye bien cuando está sola con otra persona y en un ambiente tranquilo.
Hipoacusia moderada: La curva audiométrica está entre 50 y 70 dB, la persona no entiende cuando hay varios sonidos al mismo tiempo, cuando se le habla desde lejos y, en general, confunde las palabras.
Hipoacusia severa: La curva audiométrica está entre 70 y 90 dB La persona sólo oye si se le grita. No oye sin ayuda (aparatos auditivos).
Hipoacusia profunda: La curva audiométrica está por debajo de los 90 dB. La persona oye con aparatos auditivos, pero además tiene que ver a la cara a la persona que le habla, y aún así, se le dificulta entender en situaciones difíciles de escucha.

TIPOS

Hipoacusia conductiva o de transmisión:Es cuando ocurre un problema mecánico en el oído externo o el oído medio. Es posible que los 3 minúsculos huesecillos (osículos) no conduzcan el sonido hasta la cóclea o que el tímpano no vibre en respuesta al sonido. La presencia de líquido en el oído medio puede causar este tipo de hipoacusia..
Hipoacusia neurosensorial: Se produce cuando hay un problema en el oído interno.